Problemas asociados

· Vista: El problema más común es la “mirada bizca”. Muchos niños pequeños desarrollan esta mirada de vez en cuando, pero desaparece cuando crecen. Los mayores de 6 meses bizcos, deben ser tratados por un oftalmólogo, ya que probablemente signifique que el niño sólo esté utilizando un ojo. Algunos niños pueden necesitar una operación, otros puede corregírseles la vista utilizando gafas prescrita por un oftalmólogo.

· Oído: Algunos afectados, especialmente aquellos que padecen una Parálisis Cerebral atetóxica, pueden tener dañada la audición. Esto hace que la persona tenga más dificultad a la hora de hablar. Si se sospecha que un niño puede tener problemas auditivos, conviene llevarlo al médico. Algunos pueden mejorar con ayudas auditivas.

· Comer y hablar: El comer y el hablar dependen de la habilidad de controlar los músculos de la lengua, labios y garganta. Cuando el control muscular es pobre, se pueden encontrar dificultades a la hora de a prender a masticar y tragar; en estos casos puede retrasarse el aprender a hablar. Ayudar a la persona a comer para que sea más normal es una preparación para aprender a hablar.

Con ánimo y siendo oportunos, la mayoría de los afectados con Parálisis Cerebral aprenden a hablar, aunque, a veces, las palabras no son lo suficientemente claras para que otra persona pueda entenderlo. Cuando esto ocurre, la persona puede expresarse de otro modo, por ejemplo señalando.

· Crecimiento: Los niños que tienen problemas para comer, tardarán más tiempo en ganar peso. Niños más mayores pueden estar más delgados que otros niños de su misma edad, porque se mueven menos y, por lo tanto, su desarrollo muscular es menor. En niños con hemiplejia, suelen tener el brazo y la pierna del lado afecto más delgado y acortado que el otro.

· Lentitud para aprender: Aquellos afectados que no pueden hablar claramente o no controlan los movimientos faciales muy bien, suele pensarse que son mentalmente más lentos. Pero no siempre es así. Aproximadamente la mitad de las personas con Parálisis Cerebral tienen problemas a la hora de aprender; otros, especialmente aquellos con una Parálisis Cerebral atetóxica tienen una inteligencia normal o por encima de la media.

· Personalidad y comportamiento: La Parálisis Cerebral puede afectar el desarrollo de la personalidad. Debido a que el afectado tiene problemas a la hora de moverse y comunicarse, se frustra con facilidad o se enfada cuando hace algo, o se da por vencido y no lo intenta. Es importantísimo ser muy paciente e intentar entenderle.

· Ataques (epilepsia): Los ataques pueden empezar a cualquier edad, aunque no todas las personas están afectadas. Los ataques incontrolados pueden llegar a dañar el cerebro y disminuir su capacidad para aprender. Puede ser controlado mediante medicamentos, habitualmente, por esta razón es importante consultar a un médico.

Probablemente tenga que tomar el medicamento regularmente durante unos años y no dejar de tomarlos hasta que el médico lo estime conveniente.

Ataques moderados: El afectado deja lo que esta haciendo y clava la mirada sin pestañear. No se podrá llamar su atención. Pueden aparecer algunos movimientos inusuales; por ejemplo movimientos repetidos de labios o manos.

Ataques graves: Si la persona es capaz de mantenerse de pie, caerá al suelo. Si está sentado en una silla caerá hacia un lado. Aparecerán fuertes movimientos incontrolados de sus brazos y piernas, en forma de sacudidas y perderá la conciencia. Empezará a babear y sus ojos girarán hacia arriba.

Duración de los ataques: La duración es normalmente corta, los moderados duran aproximadamente unos segundos; los graves, rara vez duran de 10 a 15 minutos.

Cuidados del afectado que sufre un ataque: Si está teniendo un ataque grave..
- Situarle fuera de peligro (de fuego u objetos cortantes).
- Aflojarle la ropa apretada.
- Tumbarle de lado, para que de esta manera la saliva salga fuera de la boca y la respiración le sea más fácil.
- Estar con el afectado hasta que desaparezca totalmente el ataque.
- Cuando haya pasado, estará algo soñoliento. Dejarlo dormir.

Apoya nuestra causa ¡Ahora no podemos parar!

* = campo obligatorio

Únete a nosotros en redes sociales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. + info

ACEPTAR